Si tienes un restaurante o negocio de comidas de cualquier tipo, debes saber que un menú o carta bien diseñada no solo resulta atractiva para el cliente, sino que puede ser la clave para generar un incremento de ingresos en el restaurante.
A continuación te damos unos consejos para crear un menú que puede hacer que tu restaurante venda más:

  • Los platos caros deben estar presentados con la mejor foto que puedas lograr. La imagen cautiva a los clientes e influye en la decisión.
  • Cuando alguien visita un restaurante puede sentir cierto sentimiento de “culpa” al gastar dinero. Para reducir esa sensación es importante que no coloques el símbolo de la moneda en los precios del menú.
  • Coloca descripciones de los platos, de esa manera podrán ser percibidos como más deliciosos y completos. Por ejemplo: No es lo mismo que escribas “Carne al horno”  a que escribas “Exquisita y jugosa carne al horno importada de…”
  • Coloca platos con precios bajos, intermedios, altos y muy altos. No importa si nunca vendes los platos con precios muy altos, pero al tenerlos, por un efecto subconsciente lograrás incrementar las ventas de los intermedios y altos.
  • Evita tener una gran cantidad de platos en el menú, con eso solo lograrás que los cocineros tarden más al preparar las órdenes, y que el servicio se perciba como malo.
  • Intenta que los precios no queden ordenados y alineados, así evitas que el cliente haga una cuenta mental del posible costo total y decida acotar el pedido.
  • Dale prioridad a los aperitivos salados, estos incrementarán la sed de los clientes y las ventas de bebidas del menú.
  • Destaca los platos que te sean más rentables. Coloca márgenes o imágenes especiales que los hagan resaltar sobre los demás. El lado derecho del menú es el ideal para colocar aquellos platos que quieras vender más.
  • Los colores juegan un papel fundamental. Los tonos cálidos como rojo, anaranjado y amarillo, tienden a despertar la sensación de apetito. Los tonos fríos como el azul, verde y violeta se usan más para las cartas de bebidas.
  • Si no cuentas con fotos profesionales para incluir imágenes de las comidas, no corras el riesgo de usar fotografías caseras y de mala calidad. La comida entra por los ojos y antes de tener una foto de mala calidad es mejor no tenerla.

Fuentes: Restaurantelleno.com