Consejos simples para el mantenimiento del hogar – Parte 2

Desde Guía Local  queremos seguir ayudándote a mantener tu casa de la mejor manera para que cuando estes en ella sólo pienses en relajarte y disfrutar de tu familia ó si eres de esas personas que trabaja desde su casa que esta esté en perfectas condiciones para que no tengas distracciones, puedas cumplir con tus tareas y no pierdas ni tiempo ni dinero.

Como vimos en Consejos simples para el mantenimiento del hogar – Parte 1 nuestra idea es continuar con tips acerca del mantenimiento doméstico sin necesidad de recurrir a una técnico o especialista que nos cobra mucho dinero por algo muy sencillo de manejar.

1. Aire acondicionado.

Los aparatos de aire acondicionado suelen ser de los más ignorados en casa. Sin embargo, es necesario realizar un mantenimiento regular, ya que una avería puede ser mucho más cara. Controla el tubo de condensación para asegurarte de que el agua puede fluir sin dificultad y que no hay moho  que pueda obstruirlo y que pueda poner el peligro la salud de tu familia. Comprueba también que la pantalla del aparato por la que sale el aire está limpia para reducir el consumo de energía.

2. Pintura.

Puedes dar un lavado de cara a tu casa con una buena mano de pintura. El problema es que pintar toda la casa de golpe conlleva mucho tiempo y supone un gran gasto. Por eso, es recomendable planificar esta tarea para hacer alguna habitación de vez en cuando. Guarda pintura de cada tipo para poder hacer retoques en el futuro.

3. La Heladera.

El elemento principal de la heladera es el sellado de las puertas. Si conseguimos mantenerlos bien cerrados, evitaremos un gasto de energía innecesario y un desgaste prematuro de las piezas internas. Para comprobar que funcionan bien, coloca un billete de 5 pesos e intenta sacarlo con la puerta cerrada. Si no consigues hacerlo fácilmente, sabrás que el sellado está perfecto. De lo contrario, es hora de cambiar los burletes.

4. Ventanas.

Las rendijas de las ventajas pueden hacer que el aire frío entre a la habitación. Es el principal motivo de los elevados costos de energía en invierno y en verano. Comprueba periódicamente el estado de las juntas y si están deterioradas, aplica una nueva capa de masilla.

5. Techo.

Asegúrate cada cierto tiempo de que no hay daños en el techo. Si no lo hacemos, podemos enfrentarnos a un proyecto de obras de gran envergadura en el futuro, con el costo que esto conlleva. Presta mucha atención a las tejas que se encuentran alrededor de los tragaluceszonas de ventilación y chimeneas, ya que son áreas más propensas a fugas.

Desde Guía Local esperemos que estos consejos les sean útiles a todos lo lectores, esperamos sus comentarios y nos vemos en la próxima entrega del Blog.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *