Es fundamental tener personal identificado con la filosofía organizacional y con las estrategias que la empresa desea implementar en su ámbito de incumbencia.

Gracias a esa identificación, las actitudes y comportamientos asumidos por los empleados facilitarán el logro de objetivos. Además, los esfuerzos por implementar cambios en los sistemas y procesos de trabajo se verán disminuidos.

Emplear una gestión de personal adecuada servirá a que tu empresa (aunque sea pequeña) trascienda en su mercado. Sabemos que guiar al personal es todo un arte y más cuando lo que deseamos es alcanzar metas en beneficio de la empresa a cambio de fuertes sacrificios para los colaboradores.

De acuerdo a un estudio de la Harvard Business School, el 95% de los trabajadores de las empresas consultadas no entienden o desconocen la estrategia de la compañía.

Entonces ¿Cómo involucramos a nuestros empleados con los objetivos de la empresa?

La solución es muy sencilla: Aprovecha los cerebros que quizás has podido estar desperdiciando todo este tiempo:

1. Habla con ellos. Si quieres involucrar a tus empleados, primero escucha sus ideas, que muy bien podrían ayudarte a tener una visión muy diferente de lo que está pasando en tu empresa.

2. Haz que ellos mismos establezcan metas para cumplir en el medio y corto plazo. Incentivar a tus empleados también es importante.

3. Construye un plan basado en sus ideas. Si te fías de tus empleados, trabaja en torno a lo que has aprendido de su “feedback”.

4. Para involucrar a tus empleados tienes que hacer reuniones periódicas. Organiza reuniones con el personal para poder actualizar esos objetivos discutidos con anterioridad. Cumplir los objetivos es más importante aún que establecerlos.

Los empleados son el activo más importante, son ellos quienes con su trabajo, esfuerzo e implicación sacan adelante los proyectos, generan las ideas y venden el producto o recomiendan el servicio.

Por eso, si cuentas con los empleados, serán ellos mismos los que se sientan orgullosos y te ayudarán con tus objetivos y con el marketing gracias al “Boca a boca”.

Finalmente, recuerda compartir con todos los empleados los logros. Es importante para las personas saber que el esfuerzo realizado alcanzó los objetivos y que fueron parte de ese logro.

Para la motivación es importante también una buena política laboral, tratar bien a tus empleados, desde sus prestaciones laborales, los incentivos, el horario, entre otros; todo un plan que deberá ser liderado por el Departamento de Recursos Humanos y apoyado por los managers.

En tu empresa deberá existir buen ambiente, ya que si los empleados se sienten parte del proyecto, formarán un gran equipo y participarán en cualquier cosa que se les pida.