Hemos oído hablar mil veces de la grandísima importancia de crear una marca online pero, ¿sabemos bien qué es una marca?

En esencia, una marca consiste en las asociaciones y emociones que las personas tienen acerca de tu empresa, producto o servicio, en la vinculación emocional que genera con los usuarios, la marca vive en la mente de cada miembro de la audiencia, por lo que es distinta para cada una de esas personas.

Si eliges bien el nombre de tu marca tendrás un buen branding. Aquí te presentamos seis puntos que debes tener en cuenta al determinar tu nombre:

1. El nombre debe sonar bien en voz alta
Una buena opción es usar nombres compuestos que empiecen con la misma letra (por ejemplo, Coca-Cola). Asegúrate de decirlo en voz alta muchas veces. Evita cualquier tipo de vicios del lenguaje como las cacofonías (repetición de sonidos), confusiones o dificultades al pronunciarlo. Piensa que si llegas a tener éxito, tu marca será mencionada en la radio, televisión o en conversaciones entre las personas.

2. Usa un nombre que tenga significado y ofrezca un beneficio
Procura que al decir tu nombre se sepa inmediatamente de qué trata el negocio y cuál es el beneficio directo que le ofrece al consumidor. Éste no debe ser muy genérico o incluir demasiados giros o industrias. No quieras ser un todólogo y abarcar todos los mercados.

3. Evita el síndrome 2.0
En Internet y en las redes sociales es común que los nombres se salten letras o palabras como si fueran disléxicos (como en Flickr). Esto no funciona en la vida real. A la gente le gusta saber cómo se pronuncian las palabras sin tener que investigarlo antes. Debes facilitarles a tus consumidores potenciales que te encuentren en cualquier medio y que te recomienden entre sus conocidos.

4. No uses iniciales
Aunque hay marcas como IBM, HSBC o 3M que han logrado posicionar sus nombres a base de siglas, en realidad éstas son poco atractivas y difíciles de recordar. Mientras inicies con un pequeño negocio y no tengas una compañía internacional sólo confía en nombres interesantes para tu público.

5. Especifica
De nuevo no uses nombres genéricos que no significan nada para quienes lo escuchan por primera vez. En tu nombre debes hacer alusión a algo relacionado con tu empresa, con su industria o con los productos y servicios que ofrece.

6. Asegúrate de que lo puedas registrar
Si piensas construir una marca grande en el largo plazo, debes investigar si no existe ya en el mercado o si se parece mucho a alguno de tu competencia o de las compañías conocidas. Para registrar tu nombre y tu marca debes investigar en tu país cuál es la entidad nacional que realice dicho registros y luego iniciar todos los trámites necesario establecidos por dicha entidad.

Algunos números para entender la importancia de crear tu marca:

  • El 85% de los consumidores eligen una marca conocida antes que una desconocida al hacer la primera compra.
  • Es el 75% de los consumidores el que mencionan el conocimiento de la marca como un factor fundamental cuando deciden comprar un producto o contratar un servicio.
  • El 60% de los consumidores consideran muy arriesgado comprar un producto o servicio de una marca de la que no han escuchado hablar antes.
  • Solamente entre el 12 y el 15% de los consumidores son fieles a una marca,  sin embargo, entre el 55 y el 70% de las ventas están generadas por estos clientes fieles.
  • El 22% de los usuarios de social media compran una marca porque un amigo dio un “me gusta” o ha seguido a la marca en Twitter, y además, uno de cada 5 tweets está relacionado con la marca.
  • Cuando la marca tiene presencia online, el 75% de los usuarios responde de manera favorable cuando la oferta de la marca es compartida por un amigo.
  • Los usuarios son más proclives a crear engagement (compromiso) con el contenido de las marcas que contengan imágenes (44%), actualizaciones de estado (40%), videos (37%), bromas, dibujos o memes (36%) y links a artículos (35%).